Un haiku para el bienestar

Un haiku para el bienestar

“Va persiguiendo
pétalos de cerezo
la tempestad.”
Fujiwara no Teika

Encuentro que el ejercicio de escribir haikus es como practicar meditación, es mindfulness puro.

La maravilla de esta técnica es que nos enseña a observar con atención lo que es aquí y ahora, a describir con austeridad lo que vislumbra la intuición.

Mindfulness es el no partir. Es permanecer con cuerpo, mente y espíritu.

¿Cuántas veces podemos decir que somos capaces de permanecer en el presente con este absoluto estado de conciencia?

Recomiendo probar escribir haikus. No importa si son buenos o no, lo que vale es el ejercicio.

Hacelo seguido; es como un juego y un buen experimento para escuchar tu propia voz.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.