Recuerda morir

Recuerda morir

Será la edad, pero cada día estoy más convencida de que la idea de la propia muerte es el combustible que nos alienta a vivir una vida más significativa.

Las personas crecen cuando se enfrentan a la muerte. Muchas veces, es el único momento en que hablamos con nuestra propia voz.

“Memento mori” (recuerda morir) le decía al oído un sirviente al general romano victorioso para que recordara no alimentar su soberbia y vanidad, ya que él también era un hombre.

Aprender a morir es una práctica diaria que nos ayuda a ser más conscientes, momento a momento. Todos moriremos, ¿y qué tal si fuera pronto? ¿Qué harías? ¿Lo mismo que ahora?

En su libro sobre los mayores arrepentimientos de los moribundos, la enfermera de pacientes terminales Bonnie Ware dice que todos se arrepienten de lo mismo:

No haber tenido el coraje de ser fieles a sí mismos y haber hecho lo que otros esperaban de ellos.

  • Haber trabajado demasiado.
  • No haber tenido la valentía de expresar sus sentimientos.
  • No haberse mantenido en contacto con sus amigos.
  • No haberse permitido ser felices.

Como dijo Mark Twain: “¡Suelta las amarras! Navega lejos del puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. ¡Descubre!”

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.